Programa de innovación

En nuestro colegio nos hemos propuesto el reto de hacer competente a todo el alumnado, aprovechando la riqueza que nos aporta la diversidad existente en nuestras aulas.

Consideramos que una de las mejores formas de educar a nuestros alumnos es continuar día a día con ese espíritu de actualización, investigación e innovación que debe caracterizar a una educación de calidad.

La sociedad actual, con sus constantes avances tecnológicos, reclama una enseñanza innovadora que atienda a sus necesidades. Lejos ha quedado ya la escuela en la que primaba la memorización de unos contenidos alejados, a veces, del contexto social del alumno.

La realidad a la que nos enfrentamos actualmente nos obliga a potenciar unas competencias básicas que contribuyan al desarrollo integral de los jóvenes. Los alumnos de hoy en día están saturados de información, pero no saben qué hacer con ella.

 Nuestra misión como docentes radica en enseñarles a seleccionarla, organizarla y aplicarla, de tal manera que ayude a comprender mejor el mundo en el que vive. Toda nuestra actividad docente va encaminada a conseguir que nuestros alumnos aprendan, apliquen el conocimiento y deseen aprender.

Desde 2013 nos encontramos inmersos en un programa de formación del profesorado en actualización pedagógica. Tiene como objetivo: estimular, generar, apoyar y acompañar iniciativas que desarrollen y asienten la ACTITUD INNOVADORA  en nuestro centro. Esta actitud innovadora se concibe como un elemento identificador y como una huella de la evangelización que se ubica en la misión e ideario de nuestra escuela salesiana.

Nuestro objetivo de innovación:     

  • "Crear un espacio significativo de aprendizaje que promueva actitudes positivas hacia el cambio educativo favoreciendo el desarrollo integral según el carisma salesiano"

Durante estos años en el centro hemos ido incorporando diferentes metodologías activas y herramientas innovadoras:

  • Potenciación de la cultura de pensamiento en el aula mediante Rutinas y Destrezas de Pensamiento. Desarrollo de la comprensión con herramientas como las rutinas de pensamiento para hacer el pensamiento visible y potenciar el pensamiento crítico y creativo de nuestros alumnos. 

  • Integración de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC): durante todo el proceso educativo, los alumnos conviven con los recursos tecnológicos, ya que desde Infantil las aulas están dotadas de proyectores, pizarra digital, y ordenadores que ayudan al desarrollo de la enseñanza, gracias a las cuales los alumnos reciben la información mucho más atractiva y motivadora.

  • Aprendizaje Cooperativo (AC): metodología de enseñanza que parte de la organización de la clase en grupos heterogéneos donde los alumnos trabajan conjuntamente de forma coordinada entre sí, para resolver tareas académicas y profundizar en su aprendizaje. Se realizan estructuras de aprendizaje que potencian la participación de todos los componentes del grupo. También se trabaja todo el potencial educativo que tienen los roles. 

  • Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP): es una propuesta de enseñanza que permite el logro de ciertos objetivos educativos partiendo de los intereses de los alumnos. Esto se consigue por medio de un conjunto de acciones, interacciones y recursos, planteados y orientados a la resolución de un problema y a la elaboración de un resultado. Los alumnos construyen su propio aprendizaje. 

  • Evaluación por rúbricas en EP y ES:. Se trata de un recurso para la evaluación y calificación del aprendizaje, de los conocimientos o del desempeño de los alumnos en una actividad concreta. Se establecen criterios o indicadores y una escala de valoración para cada uno de ellos. 

Estas metodologías activas, especialmente el ABP, hacen que todas las materias se integren de modo armónico en un aprendizaje significativo para los alumnos. El AC facilita la atención a la diversidad por la correcta agrupación heterogénea en diferentes roles. La integración de las TIC tiene un lugar privilegiado y estratégico a la hora de transmitir los contenidos, siendo los alumnos protagonistas activos en la creación de contenidos y no meros espectadores pasivos.

Perfil del alumno que queremos formar cuando acabe su paso por nuestro Centro

1.- Autónomos.
2.- Responsables y perseverantes.
3.- Buena gestión emocional.
4.- Con capacidad de trabajo en Equipo e Inteligencia social.
5.- Alegres y optimistas.
6.- Sinceros y respetuosos.
7.- Creativo, innovador y emprendedor.
8.- Comprometidos en hacer del mundo un lugar mejor.
9.- Con valores inspirados en el Evangelio.
10.- Con sentido espiritual y trascendente.